Vila de Cruces impulsa una cooperativa alimentaria creada por mujeres rurales

En el proyecto participan nueve vecinas del municipio y de Valga.

El programa busca fomentar la iniciativa entre mayores de 45 años.

Pretende acceder al comercio online.

FARO DE VIGO

Vila de Cruces se encuentra inmerso en un proyecto en el que participa junto a otros municipios de España cuyas líneas de actuación pasan por fomentar la creación de empleo. Una de la actividades encuadradas dentro de este plan pasa por un proyecto específico destinado a un perfil concreto: mujeres mayores de 45 años y que se establezcan en el ámbito rural. El objetivo final de esta iniciativa pasa por la creación de una cooperativa del sector alimentario, gestionada por las integrantes del seminario.

Pero hasta lograr esta meta queda un recorrido que pasa por seminarios y talleres donde dar forma a la idea. Tras el parón vacacional de las fiestas navideñas se retomaron las actividades. Además, el nuevo año, trajo nuevas integrantes. A las seis mujeres que trabajaban en la iniciativa en un principio (tres de ellas vecinas de Vila de Cruces y las tres restantes de Valga) se sumaron otras tres procedentes de ambos municipios. Las actividades se retomaron el pasado 8 de enero con el inicio del módulo formativo sobre Cooperativismo. El taller tuvo lugar en la biblioteca Xosé Neira Vilas de Vila de Cruces. Además, en esta sesión se procedió a la entrega de dispositivos electrónicos para que las integrantes pudieran llevar a cabo el proyecto, se trata, tal y como informaron los gestores de la iniciativa, de “romper la barrera tecnológica y de conectividad de las mujeres en el rural”. Cada participante recibió una tablet. Al acto de entrega asistió el regidor cruceño, Jesús Otero. La ruptura de esta brecha digital es uno de los principios fundamentales del proyecto y será condicionante para el resultado final, puesto que se pretende que la cooperativa se asiente en el mercado en Internet.

El programa tiene una duración de ocho meses que comprende desde la selección de las candidatas, realizada en octubre, hasta el remate de los seminarios que será en el mes de mayo, fecha en la que debería estar constituida y en funcionamiento la cooperativa.

El proyecto está financiado por el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo a través del Programa de Igualdad de Género y Conciliación de la vida laboral y familiar. También cuenta con financiación del Ministerio de Sanidad. El programa tiene como finalidad fomentar el empleo para lograr el empoderamiento de las mujeres rurales con mayor riesgo de marginación. Para lograrlo busca reforzar el tejido económico local y la creación de nuevas oportunidades de negocio potenciando los recursos locales como materia prima clave para alcanzarlo. Esta iniciativa se encuadra dentro del Centro de Recursos Asociativos, y participan otros municipios como los andaluces de Almonte y Gibraleón y La Palma (Huelva).